El túnel del tiempo

Posted on

Es un placer volver a sentir el “tracatra” del tren bajo tus pies. Ese medio de transporte relegado a la segunda división por el Metro o el tranvía, mucho más modernos y con mayor frecuencia de horarios.

Cogiendo la línea C-1 que va desde Bilbao a Muskiz, el tren te lleva hacia un verdadero viaje en el tiempo. Recorriendo lo que antiguamente era la mayor zona industrial de Euskadi, Ezkerraldea y Meatzaldea, y viendo como grandes fábricas con sus grúas, polígonos y casas están a punto de recibir el golpe definitivo para derrumbarse sobre un suelo que vio trabajar a miles y miles de personas venidas de aquí y de allá y donde se labraron un futuro económico y familiar para siempre.

Su defunción espera, mientras contemplan en silencio como la ría transcurre apacible, limpia y fresca hacia la desembocadura donde otrora navegaban un sinfín de barcos a recoger o traer mercancías. Era como la A-8. Sin parar, un tráfico enorme. Hoy, ya no queda casi nada, por no decir, nada. Se percibe esa decadencia propia de alguien que en su día creó mucha riqueza pero que no supo adaptarse a los tiempos y las telas de araña enmudecieron su patrimonio.

El tren serpentea entre lo antiguo y lo moderno, sobre todo, en la zona de Barakaldo y Sestao, siendo las vías una especie de frontera entre los dos lados del pueblo. Una estampa muy bonita pero a la vez triste. Un trayecto diario que te lleva a los años 60 y 70 en la margen izquierda. Cuando llegas a la zona minera ya casi no se vislumbran rastros desde el tren, salvo las canteras donde se extraía mineral en Ortuella gracias a los “barrenadores” allá por principios del s. XX y ese horno de calcinación transformado en centro cultural.

En Bilbao, las vias que antes recorrían a cielo abierto el centro de la ciudad, hoy han sido engullidas por la civilización y corren silenciosas bajo la gran transformación urbanística. Sería bonito pasar por encima viendo la zona de San Mamés y Amezola donde el paisaje podría ser muy parecido al de Ezkerraldea.

Si hubiera una ventana, sacaría la mano con mi cámara fotográfica para parar el tiempo e inmortalizar esos paisajes, esos momentos.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s