Un Giro con sabor canadiense

Posted on

 

 

Ryder Hejsdal se convirtió en el primer ciclista canadiense en ganar el Giro de Italia. Una carrera que resultó emocionante por la gran igualdad reinante entre los candidatos pero no espectacular por la falta de ataques y valentía de los corredores.

La falta de una figura clara y la poca confianza de los favoritos en sus posibilidades, muchos de los cuales nunca se habían visto disputando con posibilidades reales una gran vuelta, provocaron que esta edición no se decidiese hasta la contrarreloj final.

La carrera estaba diseñada para llegar con todo por decidir a la última semana. Con tres etapas de montaña y la contrarreloj final en Milán. Pese a ello, pronto quedó claro que los más fuertes de la carrera eran Ryder Hejsdal y Joaquín “Purito” Rodríguez.

Los italianos Michele Scarponi e Iván Basso, lo intentaban pero siempre cedían algo de tiempo, lo que les alejaba cada día un poco mas de la maglia rosa.

Los dos principales protagonistas nunca habían estado disputando una gran vuelta con opción real de victoria por lo que el miedo a lo desconocido y el temor a reventar un día por no recuperar los esfuerzos, provocó una carrera de desgaste y por eliminación, sin ataques, y donde la gente iba cayendo por su propio peso.

El Liquigas se empeñó en imponer un ritmo infernal en cada subida que impedía los ataques y ,encima ,no beneficiaba a Iván Basso, su líder. Al final de cada etapa decisiva se quedaban Hejsdal y Purito, unos días ganaba tiempo el canadiense, en otros ,el catalán. Así se llegó al último día con una crono de 28 kms, 31 segundos a favor de Purito y favorito Hejsdal. Mejor contrarrelojista, el canadiense no tuvo problemas para limarle la ventaja y llevarse la general por 16 segundos.

 De esta forma se coronaba como vencedor final del Giro, una victoria sorprendente ya que nadie le daba como candidato serio a la victoria final. Purito Rodríguez a punto estuvo de conseguir la victoria pero su poca destreza contra el crono hace que para él ,ganar una vuelta grande, sea prácticamente una quimera. Pese a ello, el 2º puesto es digno de celebración.

Los italianos decepcionaron, se esperaba algo mas de Scarponi y de Basso. Nunca tuvieron opciones y Basso parece que empieza la cuesta abajo de su carrera.

La otra gran sorpresa del Giro fue Thomas de Gendt, el belga , bravo y valiente puso en jaque la carrera en el Stelvio y a punto estuvo de protagonizar una escapada para la historia, aunque ese ataque le llevo al tercer cajón del podio. Hacia 17 años que un belga no subía al cajón del podio en una gran vuelta.

De los nuestros , destacaron Ion Izaguirre que ha destapado su futuro con una victoria de etapa y Beñat Intxausti, que en la primera grande que disputaba en plenitud de condiciones, estuvo con los mejores hasta el penúltimo día en el que reventó. Nombres que en el futuro pueden dar grandes alegrías a la afición vasca.

Fdo: Josu Argote

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s