Caminando entre borregos

Posted on

Emulando a aquella serie-documental sobre dinosaurios, este podría ser el titulo de un documental sobre la vida de los pastores en el monte, pero no. Tiene que ver con la fauna que nos podemos encontrar en las calles. Es mi forma de describir a cierta gente que veo a mí alrededor, las cuales cada vez son más.

De un tiempo a esta parte vengo observando que el comportamiento de la gente cada vez es mas aborregado, repetidores de eslóganes que oyen, influenciables por lo que les cuentan, sin criterio y personalidad propias y seguidores de supuestos modelos que ven en la TV.

En mi opinión, este grupo era anteriormente residual, ahora yo lo cifraría en un 20 % de la población. Ya lo dicen las encuestas: Belén Esteban, seria la tercera fuerza política en el estado.

Este grupo social, con el boom de la tele-basura, no ha hecho mas que acrecentarse, solo hay que ir paseando tranquilamente por las calles. Están en todas partes, en el trabajo, en el metro, en el bar, en la televisión, algunos hasta tienen la mala suerte de encontrárselos en su propia casa.

Entre todos ellos hay varios denominadores comunes,: poca educación, nulo sentido del ridículo y capacidad cero de valerse por si mismo.

Hoy en día cual especie animal, existen varias subespecies:

– Chavales que su modelo a seguir son los personajes, sin comillas, que aparecen en GH o MHYV. Culto al cuerpo y no al cerebro, fiestas, fama efímera y ganancias que se van tan rápido como entran.

– Chavalas que el único objetivo que tienen en la vida es profundizar en su estética “choni”.

Estas 2 subespecies conformarían lo que llamo, Catedráticos. Tienden a aparearse entre ellos y por su capacidad reproductiva constituyen la subespecie más difícil de erradicar.

Puede ser una especie extremadamente peligrosa si se les habla con más de 2 palabras seguidas, ya que les cuesta entender frases bien hiladas, se ofuscan y tratan de atacar si ven su ignorancia amenazada. Se les puede encontrar en bares, discotecas, gimnasios y centros comerciales. Obtienen su alimento en Kebabs, Mcdonalds y Burri Kings. Fabrican sus madrigueras en las lonjas de los barrios altos de las ciudades.

– Amas de casa, que en vez de estar pendiente de lo que hace su crío en el parque o a que dejen de dar por saco a las mesas vecinas en las terrazas de bar, se dedican a repasar la vida y milagros de Belén Esteban, la llamada princesa del pueblo.

Suelen atacar si alguien cita a sus crías, sobre todo si se les llama la atención con razón. Un grupo de científicos consiguió descifrar los sonidos guturales que emiten, viniendo a decir algo así como “yo por mi hijo mato”. Les gusta arremolinarse en corrillos, si el corrillo se crea en un lugar cerrado, consiguen dar al lugar la apariencia de un gallinero. Suelen dejarse ver en los aledaños de colegios y también en degustaciones y centros comerciales.

– Jubilados que se dedican a pasar el día de tasca en tasca sin mas ilusión que ir en busca del vino peleón con el cual hacer mas llevadero el tiempo libre.

Suelen convivir en manadas y mientras se procuran alimento acostumbrar a emitir una serie de sonidos parecidos a las bilbainadas. Les gusta acudir a las riberas de las obras en busca de currelas a los que despellejar vivos.

– Trabajadores que no saben que se les llama así porque han sido contratados para trabajar, a las que cualquier cosa les parece poco y siempre se sienten maltratados en el trabajo. Personas que con un grado medio piensan que lo mínimo que aspiran a ser ministros.

Sin alas y sin garras, se creen que pueden volar y cazar, con lo que son fácilmente cazados por otras especies con mayor capacidad cerebral. Intentan compensar su falta de destrezas, con el intento de dar pena al resto. A veces cuela, la mayoría de ellas, no.

– Aficionados al deporte, que un día aclaman a su equipo o a un jugador y al otro le atacan sin piedad. Entre estos destaco a los futboleros-forofos, y en especial a los futboleros-forofos-seguidores de la estrella deportiva del momento, aquellos forofos que no saben nada de futbol y encima se dedican a dárselas de expertos en formula o tenis y odiar de forma literal a Hamilton y Federer.

Fácilmente reconocibles en cualquier recinto deportivo. Emiten ruidos ininteligibles e intentan embaucar a las especies de alrededor en busca de certificar sus creencias. Algunos de ellos gozan de la capacidad de liderar una manada con discípulos que les siguen a pies juntillas. Por sus formas y haceres propias de los macacos, reflejan fielmente que el hombre procede del mono. ¿Constituirán el eslabón perdido?

Los políticos, la mayoría borregos pero sin escrúpulos, serian algo así como los parásitos de estas especies. Encuentran en las características del resto de especies, el caldo de cultivo ideal con el cual alimentarse y seguir engañando al personal. Si hay más borregos, es más fácil mantenerse en el poder, aunque te estén riendo de ellos en su puta cara.

Todas estos tipos de alicates, están cada vez más lejos de entrar en la fase de peligro de extinción. La plaga se esta haciendo cada vez mas extensa y el desastre medioambiental provocado por estas especies invasoras va camino de convertirse en algo imposible de solucionar.

Haciendo a un lado las soluciones traumáticas: pesticidas, fumigación o el sacrificio, igual habría que hacer campañas de concienciación, del estilo la DGT, para intentar dar solución a este problema. Al igual que en los anuncios de accidentes que nos ofrecen como sería la vida de la persona que murió en un accidente, como seria la vida del borrego si continua con su conducta. Parece que la única forma que tenemos las personas de ser conscientes de la realidad de las cosas, es que nos las muestren de la forma mas cruda posible.

Un comentario sobre “Caminando entre borregos

    Iker escribió:
    04/09/2012 en 10:48 AM

    Lo que me he podido reír leyendo esta fiel descripción de estos tiempos modernos que corren. Ojala que alguien fumigue sin piedad a la Esteban y cía.

    Un gran abrazo y que sigas escribiendo en tu gran blog.

    Iker

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s