Creta: cuna de la civilización minoica

Posted on

Ayuntamiento de Heraklion
Panorámica del puerto y parte de la ciudad Heraklion
Puerto pesquero de Heraklion

La penúltima parada de nuestro viaje hacía escala en la isla más grande de Grecia, en medio del Mediterráneo y como si de un faro en medio de la tormenta oceánica se tratara, donde aterrizamos con el barco Louis Majesty hacia las 7 de la mañana.

El puerto de la capital, Heraklion, nos dejaba a las puertas de una completa desconocida. Aquí había nacido una de las primeras civilizaciones europeas y prehelénicas junto a la micénica, en la cual, si recordaréis, estuvimos al principio del viaje por el Peloponeso.

Nosotros decidimos no ir a la excursión a Knosos y su palacio, donde estaba exactamente las ruinas más importantes de los minoicos, y recorrimos a pie el paseo de veinte minutos que nos separaba del centro de la capital. El sol intentaba luchar con las nubes por hacerse con un lugar privilegiado en el cielo pero a duras penas lo consiguió ya que tras una primera hora calurosa la lluvia y el cielo gris nos acompañaron toda la mañana.

La zona del puerto pesquero estaba amurallada y todavía se dejan ver resquicios de ese pasado defensivo propio de estas islas mediterráneas y solitarias en medio del mismo a merced de piratas, filibusteros y otras escuadras navales de países extranjeros.
Rodeando el puerto se divisa, incluso desde el crucero, la fortaleza de grandes dimensiones que domina toda esta zona y que fue construida por los venecianos y llamada Koules (por los turcos). No pudimos pasar dentro porque está totalmente cerrada y solamente la puedes bordear por un lado.

De aquí, y agotando los rallitos que nos dejana don Lorenzo, nos apresuramos a adentrarnos por las callejuelas de Heraklion (600.000 hab.) viendo como amenazaban en el horizonte un ejército de nubes negras con ganas de guerra.

Pasamos por la mítica Plaza de los Leones, una fuente que es el centro neurálgico y turístico de la ciudad, hecha por Francesco Morosini, y que en foto parece más grande de lo que realmente es. Otro monumento que no puedes dejar de visitar es la catedral ortodoxa Agios Minas que se encuentra a pocos metros de esta plaza y que aparece imponente junto al resto de edificos modernos.El resto del paseo lo disfrutamos viendo un mercado callejero, entrando en tiendas y comprándome unas Asics como recuerdo de la isla.

"La fuente de los leones" de Francesco Morosini

Teníamos que volver al crucero para embarcarnos hacia el último destino de las vacaciones: Santorini. La joya de la corona.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s