Atenas, la decadencia eterna

Posted on

Vista de la Acrópolis desde la terraza de un restaurante

Partenon de Fidias

Atenea Nike

La gran poli ateniense, otrora faro mundial de la cultura, las artes y las ciencias. Del gran Pericles, Fidias, Heródoto y otros tantos grandes griegos que moldearon el esqueleto de esta gran ciudad desde tiempos pretéritos. Pero hoy en día, Atenas lleva con elegancia esa decadencia que se deja oler por sus cuatro esquinas a lo largo de 2000 años.

Entrando en autobús por la zona norte de la capital helena, las casas típicamente mediterráneas te dan la bienvenida al colosal cruce de caminos y culturas que conviven en Atenas. La zona de nuestro hotel estaba cerca de Omonia Square que en castellano significa plaza de la Hermandad. Y cierto es, porque nos encontramos con una torre de babel en cuanto a culturas y etnias. Para nosotros, llegar al Novotel andando suponía toda una pequeña historia y, sobre todo, cuando caía la noche. Se percibía el peligro y el miedo en cada paso, en cada mirada y en cada palabra.

vista de las Cariátides en el Erecteion

La tarde que aterrizamos por la ciudad solo pudimos sentir con la vista unas cuantas pinceladas de lo que sería la misma. Estuvimos descansando y disfrutamos del Novotel y sus vistas nocturnas a la Acrópolis. Un hotel 4* bastante confortable y con una azotea donde está la piscina, el bar-restaurante y unas espléndidas vistas del centro ateniense mientras te tomas unas caipiriñas.

Nos quedaban dos días en Atenas y el primero de ellos lo dedicamos a patear los barrios de Plaka y Monastiraki que se encuentran a las faldas de la colina de la Acrópolis. Muy pintorescos, con callejuelas y un ambiente acogedor llenos de mercadillos, tiendas y restaurantes. Quizás es la zona más turística de la capital.

Barrio de Plaka. Calle que nos llevaría al bar Sissifos.

Por la tarde tocaba fútbol. Sí, hacer deporte es bueno y conocer un fútbol tan apasionado como el heleno después del último éxito europeo de 2004 era imperdonable. Olympiakos contra Xanthi Skoda en el estreno de los rojiblancos en Liga. Coger el metro desde Omonia Square y justo frente al estadio hay una parada que te deja a las puertas del infierno griego. A pesar de ser un partido contra un rival bastante flojo el ambiente dentro del estadio era impresionante con vengalas y petardos haciendo honor a ese aurea que tiene la hinchada griega de pasión desmedida e incontrolada.
El caos se hizo patente una vez salimos de la zona VIP donde estuvimos viendo el encuentro (aquí agradecimientos a Jon Aspiazu) ya que una multitud de coches y motos convirtieron las calles adyacentes en auténticas ratoneras.

El segundo día, visita guiada y obligada con la gran Artemisa a la Acrópolis. Tantas veces vista por televisión, estudiada en mi época del colegio y leída en revistas de historia que iba a tener la oportunidad de sentirla y fotografiarla tantas veces como quisiera.
Una cosa muy importante es pegarse un madrugón para visitarla porque a partir de las 10 de la mañana se inunda de turistas y curiosos y es imposible mover un dedo. Coger las entradas por internet también sería buena opción.

La Acrópolis está en la UVI. Un par de grúas sustentan una parte del Partenón. La entrada por los Propileos es impresionante pero ha sido reconstruida porque se caía a trozos. El Atenea Nike está glamuroso y recibe a los visitantes nada más entrar al complejo. El que más me ha cautivado desde siempre es el Erecteion con las Cariátides. Todo hay que decir que las originales están en el British Museum así que me llevé una pequeña decepción pero aún así es precioso y cuando le pega el sol por una parte consigues unos contrastes con la cámara de fotos casi mágicos.

VIsta de El Pireo desde la Acrópolis

Esta gran Acrópolis, por no decir la única y genuina fue saqueada e incendiada por cantidad de invasores pero en contra de lo que pensamos fueron más viles las tropas cristianas venidas de Venecia o de Roma que los turcos que por la mayoría de la religión que profesan tienen máximo respeto a las culturas ajenas. Gran punto de interés. Y otro, según nuestra guía Artemisa (guía y amiga de los reyes de España en sus visitas a suelo griego, qué suerte tuvimos), es que los alemanes e ingleses les deben todas las reliquias que les expoliaron aunque no quita una pequeña parte de culpa a los mandatarios griegos que no supieron valorar su gran capital artístico y cultural y lo vendieron por cuatro duros a los gobiernos alemán e inglés (los cuales enviaban sus expediciones arqueológicas a Grecia al disponer de recursos monetarios).

Partenon desde la parte sur

Después de este recorrido caluroso pero muy interesante desde el punto de vista cultural, nos montamos en el autobús y nos adentramos en el caos circulatorio ateniense para hacer parada en el estadio Panathinaiko que en 1896 inauguró las Olimpiadas modernas y, para 2004, fue reconstruido y remodelado para albergar los JJ.OO 108 años después. Una vueltita por el centro viendo el museo Benaki (parada obligatoria si tenéis tiempo) y otros edificios más modernos hasta parar en el Parlamento griego, sede central de las movilizaciones de los griegos en su lucha contra la crisis que les está abocando a una tragedia (y no la de Sófocles).

Entrada al estadio Panathinaiko

Y así pasaron nuestros dos días en Atenas. Turismo, deporte y cultura. Tres pilares básicos de la vida griega tanto pasada como actual. Tres cosas imprescindibles que debes pintar de ese azul y blanco que impregna el país.
Nosotros, dejábamos la ciudad de Aristóteles y nos embarcábamos, nunca mejor dicho, en la gran aventura de las islas griegas.

Omonia square con Grand oHotel Omonia al fondo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s