Costa da Morte. Carreteras secundarias.

Posted on

Atardecer desde Cabo Villano

Siguiendo la carretera de costa desde la ría de Muros y Noia pasando por Carnota llegas a Costa da Morte. Una de las costas más tenebrosas y mágicas del sur de Europa. Llegando por Cee(villa con tradición conservera y ballenera) giras a la izquierda en el mapa y llegas al bonito pueblo de Fisterra. Aquí es parada obligatoria su mítico faro y fin del camino de Santiago. En un buen día el paisaje es impresionante y la sensación de libertad flota en el aire que peina las laderas que bajan hasta el mar.

Vistas desde cabo de Fisterra

De aquí cogimos el coche y nos dirigimos hacia Muxía, pueblo famoso por el desastre del Prestige, y en el cual el PP consiguió ganar en las elecciones municipales después del terrible episodio. Las malas lenguas de los pescadores dicen que el gobierno popular pagó una pensión durante un año a los pescadores y sus familias, y que ellos mismos desearían más desastres para cobrar sin trabajar.

Es imprescindible visitar el faro y la iglesia de la Virgen de la Barca ya que el pueblo no tiene nada que resaltar. Nuestro viaje continúa por esta escarpada costa para finalizarlo en el clásico faro que te sabías de memoria en clases de geografía en el colegio: Cabo Villano. Desde Muxía hasta Camariñas apenas separan 20 kms de esta maravilla de la naturaleza.

Faro de Muxía con vistas Cabo Villano

En Camariñas ya se percibe ese olor a sardina asada que impregna las casas del bonito puerto pesquero. Para llegar al cabo hay que recorrer 5 kms pasando por uno de los primeros parques eólicos del Estado y dejando a la izquierda una de las cetáreas o piscifactorías más grandes que jamás he visto. Allí, en Cabo Villano, junto al faro(el primero que funcionó con energía eléctrica en el Estado), divisas una de las zonas más mortíferas de la tierra en cuanto a naufragios. 150 barcos se hundieron frente a estas costas y, de hecho, desde el mirador del faro contemplas la conocida Playa “Cementerio de los Ingleses” donde hacia el año 1890 un buque con 175 marineros ingleses a bordo naufragó en esta zona y en esa playa fueron enterrados la mayoría de sus cuerpos.

A nosotros nos salió un día de sol espectacular para disfrutar de todas estas maravillas, naturaleza en estado puro, fuera del alcance los especuladores inmobiliarios, salvaje y vital. Seguro que con un día lluvioso y con niebla estos paisajes pueden ser de película de terror.

Cabo Villano y su faro alumbrando esta costa desde 1896

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s