Ambición y retos

Posted on

Es comprensible que un jugador quiera mejorar tanto económicamente como profesionalmente. La vida de un futbolista en la alta competición es reducida y salvo excepciones y puestos en concreto como el de portero llegar a los 34 años es casi sinónimo del final de su carrera. Así que durante todo ese tiempo es lógico que se quiera acumular el máximo de ganancias y retos deportivos en el menor tiempo posible.

Durante esta temporada han surgido en las ligas europeas varios equipos con una buena progresión y un futuro más que prometedor si se confirma la calidad de esas plantillas. Los que más han llamado la atención han sido: Borussia de Dortmund, Oporto y Lille. Campeones de sus respectivas ligas y en el caso del Oporto también ha logrado éxito europeo llevándose la Europa League. Con sus triunfos las miradas de los ricos del continente han caído sobre sus jugadores más destacados y con ello los rumores de traspaso, portadas en la prensa deportiva y finalmente la confirmación de los fichajes.

Hasta aquí todo normal, siempre ha ocurrido, pero lo que realmente me llama la atención es la idea de los jugadores que son tentados a cambiar de aires con sueldos que doblan fácilmente lo que cobran en sus actuales clubes y promesas de todos los triunfos deportivos habidos y por haber. Son jugadores jóvenes que están haciéndose un hueco en el elenco de estrellas del fútbol europeo, está claro que el reto deportivo en sus clubes no había llegado al cenit. Dortmund, Oporto y Lille jugarán la Champions League la próxima temporada y es una pena ver equipos que tenían potencial para llegar lejos en esta competición se vean mermados al perder a jugadores clave que no solo van a hacer disminuir su potencial si no que refuerzan a los contrincantes de éstos (esta táctica siempre la ha llevado a cabo el Bayern en la Bundesliga).

En el Real Madrid, FC Barcelona, Manchester United, Chelsea… ganarán más y tendrán más opciones de lograr triunfos pero no tiene ni la décima parte del merito de conseguirlo con sus antiguos clubes. No lo van a intentar siquiera, eso no es ambición deportiva, aumentar el poderío futbolístico de equipos que ya eran de por sí potentes y decreciendo el de los posibles rivales nos lleva a la misma situación que la temporada pasada, los mismos equipos volverán a ser los favoritos.

Los nombres propios son Nuri Sahin, Haazard, Gervinho, Hulk, Falcao, Alexis Sanchez, algunos ya han cambiado de equipo otros lo irán haciendo según transcurra el periodo de fichajes. Pero ya no solo es cuestión de jugadores, los entrenadores también, el caso de Andre Villas Boas, después de ganar todas las competiciones jugadas con el Oporto, pasa a ser entrenador del Chelsea, no aceptando el reto de jugar Champions (cosa que si hizo Mourinho), teniendo 33 años y toda una carrera por delante, Villas Boas podría tener esa oportunidad del Chelsea u otro equipo puntero a corto plazo y darse la oportunidad de lograr el único título que no ha ganado.

Todo ello haría que la competitividad fuese mayor con lo que todos ganaríamos.

fdo: Iker Quintela (colaborador deportivo de Gozatu)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s