Juan de Etxano

Posted on

La novela de Graham Greene (El poder y la gloria) narra la historia de un sacerdote católico en Tabasco en la época (1930) en que el gobierno mexicano luchó por suprimir la iglesia católica de su territorio. El dilema en Euskal Herria es parecido: el nacionalismo tiene que optar entre mantener cotas de poder o por optar a la gloria, que no es otra cosa que la consecución de los ideales abertzales, la independencia.

Nunca el nacionalismo había estado más fuerte tras unas elecciones, aunque sean municipales y forales: 75% de representación en Gipuzkoa, 66 % en Bizkaia y 51 % en Araba. Los partidos españolistas, el resto, o sea, la minoría. Los mismo partidos que hace dos años, para evitar que el nacionalismo gobernara hizo un pacto contra la mayoría social y política aprovechando una ley hecha al efecto.

En el período previo a aquella campaña electoral, el PNV apostó por conformar un gobierno de coalición con los socialistas. Los socialistas parecía que también, pero al final venció la soberbia españolista. Lo mismo que habría pasado ahora si el resultado hubiera sido otro: PP y PSOE habrían llevado al nacionalismo al desván de la historia.

Hace dos años se trató de impedir que el PNV llegara a las instituciones. Ahora, los partidos españolistas tratan de impedir que acceda Bildu, ganador de estas elecciones. La clave la ha dado López pero a sus correligionarios: “somos tres territorios -en referencia a la CAPV-, pero un sólo país”. Se apliquen el cuento PNV y Bildu, que elijan entre el poder o la gloria.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s