Holanda-España

Posted on

Una final de un Mundial de Fútbol puede reunir a millones de espectadores delante del televisor. Un acontecimiento único que ocurre cada cuatro años a las mejores selecciones del mundo. Este año la final fue inédita y, por primera vez, España se quitaba la fama merecida de selección de 2ª fila durante su historia mundialista.

A nivel táctico, Holanda salió con un 4-2-3-1 mientras que España se mantenía fiel al 4-3-3. A lo largo de varias décadas el equipo naranja había tenido ese esquema 4-3-3 heredado de su club más conocido: el Ajax de Amsterdam.

Holanda preparó su partido pensando en España, en cómo parar ese medio del campo de los “bajitos” y por eso metió cinco jugadores en esa franja del terreno con la misión de presionar, achicar espacios y “repartir cera”. Contra Brasil había funcionado y contra los españoles, teniendo un sistema muy similar y de ataque como los brasileños, funcionaría de igual forma.

El árbitro era el conocido H.Webb de la Premier. Arbitraje a la inglesa con pocas tarjetas y mucha conversación con los jugadores. Además siendo una final se añadía el componente de no expulsar a nadie si no era muy descabellado. Y los holandeses lo sabían perfectamente. Hicieron unas entradas de roja directa como la de Iniesta, Xabi o Busquets para meter el miedo en el cuerpo al rival, acongojarlo y a sabiendas de que Webb no los iba a expulsar. Solo hace falta ver varios partidos de la Premier para darse cuenta y seguro que el equipo técnico lo preparó a conciencia.

A parte de esto, Holanda adaptó su juego al español, se echó atrás, sabiendo la solidez y el dibujo táctico tan compacto que había presentado a lo largo de la fase de clasificación y de la fase de grupos, y consiguió parar el juego virtuosista del equipo español. Incluso los cambios tulipanes fueron a raíz de que Del Bosque sacará a Navas y Torres. Enseguida sacó a dos defensas para evitar la rapidez de los extremos y no tener que quedarse con 9 jugadores.

Al final, poco juego, nervios, tensión, dureza holandesa y fallos clamorosos. Robben en dos mano a mano con Casillas o Cesc y Villa en la misma situación.

España encontró el hueco a 5 minutos del final en un ataque de 3 contra 5 a favor de Holanda pero en el que Iniesta con un derechazo aplastó las ilusiones naranjas de llegar a los penalties con un jugador menos en esos momentos.

Un Mundial que será recordado por las vuvuzelas(menudo calvario),el famoso “Jabulani”,por el triunfo de España por primera vez en la historia y por la organización más que notable de Sudáfrica como primer país africano, porque a nivel de juego, personalemente, quizás haya sido de lo más rácano y simplón de los últimos tiempos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s