Mucho Sueño

Posted on

La jornada reducida es esperada con ansias desde hace un mes porque te permite tener la tarde libre y concentrar el trabajo en la mañana que es donde verdaderamente se corta el bacalao. Pero también al levantarte por la mañana me produce una sensación de querer seguir pegado a las sábanas una hora más.
¡qué sopor! Hasta que te espabilas y te echas agua a la cara para darte cuenta de que estás en el curro pasa bastante tiempo.

Menos mal que tengo la bici y me ayuda a llegar en 5 minutos al trabajo. Bajo como un sputnik, cualquiera que me vea pensará que he robado en una tienda y estoy huyendo. Solo voy a trabajar tan rápido como Samuel Sánchez descendiendo el Croix de Fer.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s