Despedida a pares

Posted on

No es el nombre de una nueva película de Ben Stiller, ni el epílogo de un libro de amor. Es la despedida de soltero de dos colegas, Joniti y Arkada, dos personajes y un destino, casarse con la mujer de sus vidas. A nosotros nos pasa que lo preparamos todo a última hora y corriendo, pero siempre sale bien, por lo menos de momento. Disfraz de gay total en cueros para ambos y billete de bus a Laredo sin conocimiento previo.

De ahí a Gijón, lugar escogido por multitud de cuadrillas para despedir a los novios y montar una juerga para recordarla por siempre.

Tuvimos suerte en los apartamentos porque el Hotel Albor estaba muy céntrico y toda una planta baja era para nosotros. Podíamos destrozarlo todo que el casero nos daba permiso. Dormir lo justo y necesario para mantener el cuerpo a pleno rendimiento durante 48 horas.

La sidrería del primer día decente muy al estilo del mesón Lertxundi. Una sala para nosotros porque no había más gente y unas cuantas risas y fotos antes de salir de fiesta. Nos llevaron en furgoneta(organizada por “Gijón de farra”)hasta el Buddha bar. El típico local de moda grande y concertado con la empresa. Nos lo pasamos tan bien que de muestra un botón: terminamos la noche con unos palos en un bar cortesía Seren y acabamos fuera del local.

Al día siguiente elegimos una actividad a las afueras de Gijón después de dar un paseo matutino por la ciudad y comer en el Bocatta. Una aventura del tesoro un poco descafeinada pero que gané junto con Aritz(el resto andaba bastante perdido) y luego un paintball de media hora que se quedó corto para las ganas que teníamos de disparar.

¿Y la noche del sábado? ¿Fiebre del sábado noche? La locura colectiva. Nos reunieron en un restaurante junto con otras 11 despedidas para cenar y caldear el ambiente. Travestis, streapers y vino a almorzas porque la comida era la típica de barbacoa de Rabanal, es decir, para hacer estómago antes de beberte la cosecha del 83 de Haro.

Y como los cuentos, esto se acaba con un colorín colorado, pero aquí hay que esperar a las bodas dentro de unos meses para decir eso de:” …y fueron felices y comieron perdices.”

Espero que a los despedidos les gustara lo que montamos desde nuestras humildes posibilidades. En ocasiones hablas de montar la despedida perfecta, la más original o la más loca…pero lo más sencillo y espontáneo es lo que, al final, más gusta.

P.D: Joniti, muy grande tus ejercicios con los brazos para paliar el frío.

3 comentarios sobre “Despedida a pares

    Cenk escribió:
    05/03/2010 en 3:27 PM

    yo siempre lo digo, no hay una gran fiesta, sin unos buenos palazos….

    Arkaitz escribió:
    05/03/2010 en 6:03 PM

    Unas pocas líneas resumen a la perfección la despedida.
    Gran PAPARAZZI Warrik!

    Joniti escribió:
    05/04/2010 en 6:54 AM

    Gran fin de semana, gran despedida.

    Recordar para entrar en calor, movimiento de brazosssss!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s